Haz Click para Imprimir la Noticia

Política
Punto de Inflexión

Escrito el 19 de septiembre del 2021 - 22:49
Es cierto que hubo una muy buena negociación con los acreedores privados ya que se evitó el Default y se ahorraron alrededor de 30 mil millones de dolares; también es cierto que fue fortalecido el sistema sanitario en plena Pandemia a pesar de la calamitosa situación que dejó el gobierno anterior, pero no es menos cierto que los ingresos de millones de personas se deterioran día a día.

Negociar con el FMI a éste costo se hizo entonces prácticamente imposible y comenzó entonces a gestarse el distanciamiento de mucha gente con el poder conferido en el marco de un virtual Pacto Social.

Para nada debió sorprender entonces el "castigo" en el sufragio. Era más que esperable si tenemos en cuenta algunos factores tanto históricos como de ejercicio político comparable: Ninguna gestión con muy alto Índice de Inflación gana elecciones; a ello se suma el crecimiento desmesurado de la pobreza y la pérdida acentuada de la calidad de vida en la clase media.

Claro, sería un atenuante el hecho de contar con un escenario totalmente en contra, como fue el crecimiento de la deuda y la gravedad de la pandemia; pero como se sabe, racional o irracionalmente, se hecha la culpa a las autoridades de cualquier calamidad que ocurra y un claro ejemplo que se cita con frecuencia es que después de la segunda guerra mundial y con una prolongada sequía, los campesinos en Italia, miraban el cielo y decían "Non piove, maledetto governo" (No llueve...maldito gobierno).

De hecho que la situación se veía venir, ya que la angustia y desencanto de la gente frente a la imposibilidad de vivir como antes del Covid-19 se hizo un grito acusatorio contra Ginés García y se multiplicó cuando se conocieron las fotos del cumpleaños de Fabiola Yáñez. No se necesitó mucho más que eso.

Otros episodios se dramatizaron, como las renuncias de los funcionarios, algo que se hace siempre tras una derrota eleccionaria, pero que ésta vez repercutió mucho más porque trascendieron inmediatamente a los medios de comunicación (una pillería). El tackle si llegó con la carta personalizada de la vicepresidenta de la Nación Cristina Fernández que le advertía sobre la situación de sectores postergados y le cuestionaba miembros del gabinete.

A éste último punto debemos agregar el tema de las diferencias regionales, algo a tener en cuenta, porque si bien Alberto Fernández tiene un espíritu federal, los ojos que lo acompañan son casi en su totalidad porteños o de provincia de Buenos Aires, entonces es difícil "vivir" el federalismo con una visión compartida desde el centralismo.

La verdad es que lo que no se esperaba era la diferencia amplia de voluntades en contra y ahí debe verse como ineficaz la comunicación pública. Ahora el desafío es reducir esa distancia muchas veces subjetiva entre pueblo y gobierno, a una distancian real.

También el ataque que se traslado de lo partidario a lo institucional y causó desagrado, vino por parte de la diputada (FdeT) Fernanda Vallejos quien tildo de "okupa" al presidente de la Nación y la verdad es que Alberto Fernández fue votado por un Frente peronista de modo que con eso ganó también la vicepresidenta electa. Lo aconsejable entonces, según todos los textos académicos, es que la legitimidad se gane con cada acto de gobierno, como hizo por ejemplo Néstor Kirchner, quien recibió el respaldo de Duhalde.

A modo de cierre nos quedaría analizar la fragilidad de la figura del Ejecutivo frente a ataques propios o ajenos y considerar que un sistema Parlamentario quizás sería conveniente, ya que la responsabilidad política recae sobre el primer ministro. Claro que hombres excepcionales fortalecieron la institución con sus políticas, en tanto que hubo casos como el ocurrido en 2001, en el que hubo 5 presidentes en 7 días en nuestro país.

Lic. Mario Nieto
www.lariojaesnoticia.com.ar