Haz Click para Imprimir la Noticia

Política
Sin tocar fondo
Por ahora habría margen de negociación dentro del nuevo esquema que plantea el Gobierno nacional

Escrito el 9 de julio del 2018 - 03:29
(Foto archivo)
Las herramientas con las que el Gobierno nacional procura la adhesión de los mandatarios provinciales "hacia un nuevo esquema de manejo de recursos más responsable que debe ser compartido" son -según describió el portal de noticias Infobae- préstamos subsidiarios para cumplir con los planes de obra pública, es decir, Nación garantizaría el financiamiento que se pudiera obtener de organismos multilaterales, lo que permitiría a las provincias mejorar las condiciones y unificar criterios; un acuerdo en el que entrará en juego el presupuesto del año próximo y que demandará que los provincias dispongan -en consonancia con la administración central- el congelamiento de vacantes en el empleo público; y, finalmente, la discusión de una nueva distribución impositiva que se plasmaría en un proyecto de ley de coparticipación federal.

Este paquete de medidas así expuesto no contradice la postura asumida por el gobierno de La Rioja y se desconoce si hubo contacto con autoridades nacionales al respecto, ya que por ahora las negociaciones se mantendrían en absoluta reserva. No obstante, el gobernador Sergio Casas manifiesta en cada ocasión que puede su apelación a la unidad de la provincia en resguardo de los intereses comunes. "Estamos en momentos complicados que requieren la unidad de todos, hemos sentado una postura que es decirle no al Fondo Monetario Internacional y sí defender a los trabajadores, a los riojanos, a nuestra gente y reclamar lo que legítimamente les corresponde”, reiteró este domingo.

La Provincia mantiene con insistencia el pedido de que Nación reconozca el equivalente al punto de coparticipación que perdió en 1988. Este año, esa suma ascendería a unos 5.600 millones de pesos, de los cuales sólo se incorporaron al Presupuesto nacional 2.800, la mitad son trasferidos mensualmente de forma automática, pero los otros dependen de un envío más esporádico, situación que pone en vilo a las finanzas locales.

"Estamos todos juntos, los riojanos no tenemos otro destino que estar unidos, en unión verdadera, donde exista la solidaridad, el afecto, el amor y no existan egoísmos, sectarismos ni intereses mezquinos”, dijo Casas, recurriendo a la defensa del "interés supremo que es el pueblo".

La cohesión política y el respaldo popular se hacen imprescindibles para enfrentar la coyuntura y establecer definiciones en el marco de tire y afloje en el que una provincia sin mucho peso en el contexto electoral y con gran dependencia respecto a las transferencias nacionales debido al escaso porcentaje de ingresos propios, se encuentra en una situación por demás vulnerable. Por ahora, entre lo que plantearía Nación y lo que viene sosteniendo Provincia puede decirse que hay margen para conducirse y seguir conversando. El punto delicado seguramente pasará por la "letra chica" en lo que hace a las exigencias de reducción del gasto público y el recorte de partidas no automáticas.
www.lariojaesnoticia.com.ar