Haz Click para Imprimir la Noticia

General
A 202° años de la Declaración de Independencia
Recuperar derechos e investirse del alto carácter de Nación libre e independiente

Escrito el 9 de julio del 2018 - 02:02
La ruptura de los lazos coloniales con España estaba en el afán de muchos patriotas y tiene como antecedentes la Revolución de Mayo 1810 y la Asamblea Constituyente de 1813. Ante la amenaza del avance realista debido a que Fernando VII buscaba recuperar su imperio, un grupo de diputados de las Provincias Unidas respondió a la convocatoria a un Congreso en Tucumán para tomar una determinación respecto a la declaración de independencia. El mismo se inició el 24 de marzo de 1816 con la presencia de 33 representantes, entre ellos el riojano Pedro Ignacio de Castro Barros, en una casa en San Miguel, alquilada a Francisca Bazán de Laguna.

Tras una serie de medidas y después de arduas discusiones acerca de la forma de gobierno, el 9 de julio de 1816, a pedido del diputado jujeño Teodoro Sánchez de Bustamante, se discutió el proyecto de Declaración de la Independencia. Después de tres meses y medio de sesiones, el Congreso proclamó ese día la existencia de una nueva nación libre e independiente de España u otras naciones: las Provincias Unidas de Sud América.

El presidente del Congreso, el sanjuanino Francisco Narciso de Laprida, preguntó a los presentes: "¿Queréis que las Provincias de la Unión sean una Nación libre e independiente de los reyes de España y su metrópoli?". Todos los diputados contestaron afirmativamente y de inmediato se labró el Acta de la Independencia, la cual fue firmada por todos los congresales y se tradujo al quechua y al aymará para que la conocieran las poblaciones indígenas.

El documento expresa: "Nos los representantes de las Provincias Unidas en Sud América, reunidos en congreso general, invocando al Eterno que preside el universo, en nombre y por la autoridad de los pueblos que representamos, protestando al Cielo, a las naciones y hombres todos del globo la justicia que regla nuestros votos: declaramos solemnemente a la faz de la tierra, que es voluntad unánime e indubitable de estas Provincias romper los violentos vínculos que los ligaban a los reyes de España, recuperar los derechos de que fueron despojados, e investirse del alto carácter de una nación libre e independiente del rey Fernando séptimo, sus sucesores y metrópoli.

Quedan en consecuencia de hecho y de derecho con amplio y pleno poder para darse las formas que exija la justicia, e impere el cúmulo de sus actuales circunstancias. Todas, y cada una de ellas, así lo publican, declaran y ratifican comprometiéndose por nuestro medio al cumplimiento y sostén de esta su voluntad, baxo el seguro y garantía de sus vidas haberes y fama. Comuníquese a quienes corresponda para su publicación. Y en obsequio del respeto que se debe a las naciones, detállense en un manifiesto los gravísimos fundamentos impulsivos de esta solemne declaración." Dada en la sala de sesiones, firmada de nuestra mano, sellada con el sello del Congreso y refrendada por nuestros diputados secretarios".




www.lariojaesnoticia.com.ar