Haz Click para Imprimir la Noticia

Tecnología
Ciberespacio
Desde marzo, registrar y renovar un dominio de internet .com.ar dejará de ser gratis

Escrito el 24 de febrero del 2014 - 23:36
En un principio el cobro se aplicará a todas las personas físicas y jurídicas que registren un dominio nuevo, y se extenderá a quienes ya poseen uno o varios y tengan que renovarlo transcurrido un año. Se estima que existen unos tres millones de usarios en esta última condición. "El costo es por dominio por año. En el caso de los que tienen el dominio registrado, como el uso del dominio es anual, deberán pagar al momento de la renovación", indicó Brenta en diálogo con la prensa. Argentina ocupa el noveno puesto a nivel mundial por el número de dominios registrados con el código del país. Y el segundo a nivel regional, después de Brasil.

Para quienes no lo tienen claro un dominio de internet puede definirse como el nombre, en letras o alfanumérico que por lo general se vincula a una dirección física de una computadora o dispositivo electrónico. Se utilizan para representar las dirección de las páginas web. El sitio al que accediste en este momento tiene como dominio: lariojaesnoticia.com.ar. Los dominios pueden ser .COM (comerciales), .NET (network), .EDU (educativos), .GOV (gubernamentales), .ORG (organizaciones) o .TUR (turismo).

NIC es un servicio público del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto (MRECIC) que se encarga de registrar dominios terminados en .ar (sigla que identifica al país de origen, en este caso, Argentina). Hasta ahora para registrar ese tipo de dominio bastaba con ingresar al sitio nic.ar, asegurarse que la denominación escogida estuviera disponible, y realizar un sencillo procedimiento en que debía aportarse datos como el DNI o CUIT y la dirección del responsable, validándose a través de una cuenta de correo electrónico. La operación era totalmente gratuita, al igual que la renovación anual.

Según el director de NIC el que registrar un dominio comience a ser rentado es "un intento por sumarse a las prácticas del mundo y, por otro lado, establecer un conjunto de procesos de manera tal de que si la marca, el producto o el nombre está siendo usado, se tenga las posibilidad de recuperarlo en el corto plazo".

Por un lado la medida podría contrarrestar la denominada “ciberocupación”, que es el registro masivo y especulativo de dominios para su posterior venta, lo que ocasiona no pocos conflictos adminstrativos, sobre todo, en lo que respecta a la usurpación de nombres de las marcas o nombres propios. El abuso llevó en el pasado a que algunas personas registraran unos 65.000 dominios valiéndose de las facilidades del sistema. Lo que obligó a NIC a disponer un límite de 200 por entidad registrante.

No obstante, también cabe preguntarse si en aras de este beneficio para las empresas y diseñadores no se está volviendo restrictivo el obtener una adecuada protección en el ciberespacio en caso de un propósito legítimo de registro por parte de simples usuarios, particulares o pequeñas empresas, al sujetarlo únicamente a las posibilidades económicas.
www.lariojaesnoticia.com.ar