Seguinos :
Consulta Popular

El Tribunal Superior de Justicia rechazó medida cautelar interpuesta por Convergencia Riojana

El Tribunal Superior de Justicia rechazó la medida cautelar de no innovar interpuesta por Convergencia Riojana planteando la inconstitucionalidad en contra de la Ley de Enmienda y del decreto de convocatoria a la Consulta Popular Obligatoria del próximo 27 de enero. Además, resolvió reducir los plazos para garantizar el dictado de la sentencia sobre la cuestión de fondo antes del 27 de enero. La r...

Opinión
La institucionalidad en juego
Suturar heridas y volver a marchar

Escrito el 19 de junio del 2018 - 00:39
Tamaño de Letra
|   Enviar Noticia
|  Imprimir
 La reanudación del diálogo institucional entre los referentes de los principales sectores políticos de la provincia si bien no se tradujo en un acuerdo concreto se inició con una serie de tenues gestos cuya definición abre aún más la expectativa respecto a lo que pueda suceder en los próximos días. Por ahora, lo que quedó expuesto fue un quiebre interno en el PJ que venía anticipándose mediante ramificaciones cada vez mayores pero que de forma abrupta llegó a profundizarse y terminó por tocar el nervio mismo de la conducción oficialista. En este vuelco del panorama, con la institucionalidad sostenida apenas por afuera más como salvataje que como puesta a flote, el rol que juegue de aquí en adelante la Legislatura resultará crucial.
Cinética. La institucionalidad es obra en movimiento y depende más del hacer juntos que de la simple aglomeración de fuerzas. Ilustración: La rueda de Marcel Duchamp (1913)
Fue allí donde el jueves pasado los movimientos y tironeos en el gabinete del Ejecutivo resonaron en una señal alarma, cuando poco antes de una sesión que se preveía ligera a raíz del comienzo del Mundial de Fútbol, el bloque opositor dio a conocer un comunicado en el que manifestaba su preocupación por las derivaciones que venían produciéndose en el orden insitucional a raíz del enfrentamiento preelectoral en el seno del partido gobernante. La falta de acuerdo entre los dirigentes peronistas por definir si las candidaturas del año próximo saldrían por consenso o por convocatoria a internas fue sólo el comienzo.

En el medio, la salida del ministro de Hacienda, Ricardo Guerra, tras denunciar a otro funcionario por instigación a la violencia y obtener un revés judicial; las declaraciones del legislador nacional y presidente del PJ, Luis Beder Herrera, reconociendo la falta de armonía en la Casa de las Tejas debido a "unos muchachos que quieren manejarlo todo"; y las manifestaciones de algunos intendentes a favor de que se analice una posible enmienda constitucional que habilite a Sergio Casas para ir por su reelección, fueron muestras claras de que la pelea finalmente había estallado hacia adentro. Las filas de un PJ que declamaba unidad para enfrentar al macrismo y sus aliados en su peor momento se retorcían ahora en espiral y el poder político empezó a centralizarse, nada menos, que en una disputa entre casistas y bederistas. El desgarramiento podía adquirir un volumen impensado y precipitarse junto a la normalidad institucional. Urgente, había que parar la sangre.

Para más preocupación, en el orden del día que aguardaba a los legisladores provinciales ese jueves figuraba un pedido de juicio político contra el gobernador Sergio Casas y el ministro de Gobierno, Alejandro Moriconi, impulsado por el abogado Enrique Leiva, a raíz de la demora del Ejecutivo en designar representantes en el Consejo de la Magistratura, lo que el letrado consideró "una negligencia" . La presunta causal habría quedado desactivada al principio de esa misma semana, al tomarse juramento a Délfor "Pocho" Brizuela junto a otros consejeros, pero lo cierto es que el pedido estaba y había pasado la reunión de labor parlamentaria.

Con manifestaciones que trajeron a la memoria de muchos lo ocurrido en el Concejo Deliberante capitalino durante el año pasado, el vicegobernador Néstor Bosetti puso en evidencia la confusión en el bloque mayoritario que no lograba reunir número para dar paso a la sesión prevista; publicó en las redes varias fotografías "a la espera" del timbre de convocatoria, incluso junto al bloque de Cambiemos. Ir y venir, reuniones herméticas tras las puertas, incertidumbre. La ceremonia inaugural del Mundial fue la excusa con la que algunos legisladores oficialistas procuraron distraer los cruces con la prensa. Finalmente, quórum no hubo. Faltaron aquellos más identificados con el bederismo.

Eso, lo que ocurrió en la Cámara de Diputados, fue lo que condujo a la cumbre que se llevó a cabo horas más tarde en la Residencia del Gobernador. Allí, Sergio Casas recibió a Bosetti, al intendente capitalino, Alberto Paredes Urquiza y a los miembros del bloque Cambiemos junto a los legisladores que habían concurrido a sesionar. Rápidamente se involucraron otros jefes comunales, ministros y funcionarios. No había mucho que decir, se trataba para el Gobierno más que nada de mostrar, dar un mensaje de firmeza y abroquelamiento que ahuyentara los síntomas que aventaban una institucionalidad debilitada. Preservar para unos, pactar para otros ¿Qué cosa? Gestos merecedores de semejante respaldo. Intereses comunes que garanticen el desenvolvimiento institucional necesario para todos. Prioridades y legitimaciones.

Concluido ese encuentro arribó a la Residencia el jefe de la bancada oficialista, Marcelo Del Moral, junto a un grupo de diputados para mantener una reunión aparte con el Gobernador que se extendió hasta bien entrada la noche. Lo que allí se habló no trascendió.

Por ahora, el vendaje contuvo la herida. Habrá que encarar la compleja tarea de empezar a cocerla, manteniendo la asepsia de la zona para evitar que las infecciones del sectarismo electoralista lleven de nuevo las cosas a un grado de riesgo. El avance sobre la cartera de Desarrollo Social, que dirige la bederista Griselda Herrera, quedó en suspenso. La presidencia del bloque Justicialista continúa a cargo de Del Moral, que también venía proyectándose desde el bederismo. Ambos participaron en el último Congreso Nacional del Partido Justicialista que tuvo una fuerte impronta kirchnerista y al que Casas -alineado con la renovación que propone el Peronismo Federal- no concurrió. Beder Herrera, por su parte, dijo que la fragmentación del PJ le sirve en bandeja el próximo mandato a la oposición y que su lugar a la cabeza del partido está a disposición, mientras analiza -ante el aislamiento que se le intenta imponer- presentar la renuncia por motu propio. Ya en la votación del proyecto de ley de despenalización del aborto se desmarcó del resto, cambió a último momento su voto, y mostró que "se la banca solo", aún cuando se trataba de una postura que cada legislador debía resolver por su cuenta.

Y en el otro lado, en el coyuntural arco conformado por Paredes Urquiza, Bosetti y Cambiemos, mantienen la cautela y afirman que el único modo de que resulte la promesa de una institucionalidad garantizada es con puntadas concretas. La credibilidad y la confianza la estiraron apenas para dar pie a los hechos, supeditando un avance sostenido a los acontecimientos que se produzcan en los próximos días. Los reclamos son claros: el ingreso de Felipe Álvarez a la Legislatura, tras haber sido impedida la asunción de su banca por supuesta "inhabilidad moral"; el reconocimiento de recursos financieros que le habrían sido recortados al municipio de Capital como así también del total de la planta de trabajadores; y la independencia del Tribunal de Cuentas Municipal con respecto al órgano de contralor provincial a fin de sostener la autonomía "vulnerada". Además, aguardan un gesto en el sentido de restituir al vicegobernador Bosetti aquellas facultades que le fueran cercenadas a mediados del año pasado mediante modificaciones en el Reglamento Interno de la Cámara.

El reingreso de gran parte de estos temas a la agenda política depende en gran medida del ámbito legislativo, que de repente se encuentra con la escena de un eclecticismo desafiante de todos los fixtures, los análisis y pronósticos. Allí irá transparentándose el proceso, los movimientos de los distintas fuerzas que, de una forma u otra, van a patentizar con su comportamiento la marcha o no hacia los objetivos institucionales propuestos. Porque se debe tener en cuenta que así como el concepto de "unidad" bajo la óptica sectorial terminó desmembrándose en distintas interpretaciones, aún opuestas entre sí, lo mismo podría suceder tarde o temprano con el de "institucionalidad" al que todo el mundo adhiere. En esto, en el deseable mantenimiento del despliegue dentro de carriles institucionales a como dé lugar, de manera unánime y con escaso margen para otras especulaciones, cabe siempre recordar la frase de aquel sabio indio que advertía: "los muchos rayos de una rueda no hacen la rueda, lo que hace la rueda es la forma en la que los rayos se ponen juntos".

JAVIER MARTÍNEZ

Otras Noticias : Opinión

La política para pocos
Giro a la derecha y paraísos de excepción

Escrito el 7 de enero del 2019 - 21:08
Una reflexión sobre la tendencia política actual en base a las claves de la construcción de poder de una figura histórica vinculada al fracaso de lo humano. Escribe: Javier Martínez

Intuiciones
El arte de mirar

Escrito el 27 de diciembre del 2018 - 17:22
En torno al "tema como tema" desde el enfoque de la pintura, la narrativa, el periodismo, el arte y las artes en general. Escribe: Javier Martínez

Mensaje
Días azules y soles de infancia

Escrito el 23 de diciembre del 2018 - 20:36
Reflexiones a partir de "El primer hombre", novela inacabada de Albert Camus, al final de un año difícil. Escribe: Javier Martínez

La valentía y sus tonalidades

Escrito el 14 de diciembre del 2018 - 11:16
Sobre distintas reacciones ante la propagación de denuncias por violencia de género a partir del caso Fardín / Dhartés. Escribe: Javier Martínez