Seguinos :
Unas 30 mil personas participaron de las Fiestas de Santa Rita

Casas en Catuna: "estamos en momentos difíciles, seguimos trabajando para avanzar a pesar de todo"

En la localidad de Catuna, Departamento Generoal Ortiz de Ocampo, se realizaron este sábado las fiestas patronales en honor a Santa Rita. En esta oportunidad, el lema fue “Como pueblo junto a Santa Rita y nuestros Beatos, caminamos al encuentro con Jesús". El gobernador Sergio Casas, junto al intendente Pedro Ferrari, participaron de la festividad. También estuvieron presentes, los legisladores na...

Opinión
“Envejecer es todavía el único medio que se ha encontrado para vivir mucho tiempo” Charles Sainte-Beuve (1804-1869)
Violencia contra el adulto mayor: contexto y proyecto vital

Escrito el 15 de junio del 2017 - 08:01
Tamaño de Letra
|   Enviar Noticia
|  Imprimir
 En la actualidad la población de personas mayores de 60 años ha crecido exponencialmente, mientras se observa que en paralelo crece cierta actitud de miedo o desprecio hacia la misma.
En líneas generales se pueden mencionar cuatro formas de violencia contra el adulto mayor. La primera de ellas se puede denominar violencia social, se relaciona con actitudes de rechazo precisamente hacia una imagen que es totalmente contraria a los imperativos estéticos contemporáneos, según los cuales la juventud eterna parece alzarse como una promesa que pronto se cumplirá, acompañado esto por un descrédito de las potencialidades que aún pueden conservar nuestros mayores. La segunda modalidad es la violencia física, caracterizada por el ejercicio de la fuerza con el consecuente riesgo de lesión, daño o dolor. En tercer lugar se puede hablar de la negligencia y el abandono como conductas violentas hacia los gerontes; si bien en la primera de ellas no está la intención de producir algún tipo de daño, no se tomaron los recaudos pertinentes; por otro lado el abandono si implica conciencia por parte de quien lo ejecuta, y se nos presenta como grave debido en primer lugar a la intención consciente de causar ese daño y en segundo a la pérdida de referencias emocionales y espaciales para la persona que, al ser arrancada de su lugar de residencia para ser trasladada por ejemplo a un geriátrico, pierde parte de si, de su historia, de su lugar. Y en este punto se puede mencionar como otra manera de ejercer violencia la psicológica, cuya forma privilegiada se da en la desvalorización de los recursos personales con que cuentan las personas mayores; muchas veces habremos escuchado: “Deja, vos no sabes” o “¿Pero sos tonto?”, y otras frases típicas que se dan en los intercambios familiares.

Todas estas manifestaciones no obstante tienen su origen, en algún momento histórico particular cuando valores como la transmisión de la experiencia se fueron disipando. En el camino del devenir histórico cada vez se hizo menos importante tratar de trascender de alguna manera, dejando algo para quienes continúen. Y he aquí donde se podría considerar, está uno de los problemas principales de la temática planteada: la falta de proyectos. ¿Qué significa esto? Volvamos a un punto ya planteado, el relativo al imperativo actual de belleza y juventud eterna. Esta perspectiva perjudica a la sociedad en general en un punto importante: como se niega a la vejez, ya no es necesario formarse planes de vida a largo plazo, y por tanto un proyecto. Si lo pensamos con detenimiento en el pasado lo que hacía valiosos a nuestros viejos era el hecho de poder transmitir algo. Sin mandamientos estéticos predominantes uno podía prepararse para la vejez, pensando en que le gustaría hacer en aquella época de la vida. ¿Cuál es el problema contemporáneo? La vejez como etapa de la vida debe ser negada a toda costa, entonces no se planea un mañana, todo transcurre en una especie de presente absoluto, con la consecuencia de la caída de los proyectos vitales.

Ahora bien, cabe preguntarse cómo se vincula esto con el maltrato. Si bien se intenta anular toda representación vinculada con la vejez, esto no se torna del todo fácil, ya que en la cotidianeidad seguimos observando el deterioro físico y cognitivo en nuestros mayores, ante lo cual se encienden en nuestras mentes ciertas alarmas, que indican que algún día llegaremos a esa etapa. Cuando ocurre esto muchas personas experimentan una vivencia de amenaza que, al ser interna es muy difícil de sobrellevar. ¿Qué opción queda entonces? Hacerla externa. Como consecuencia, comenzamos a ver la violencia que, en cierto modo, se ejerce contra ese futuro de nosotros mismos, teniendo en cuenta que ya no hay proyectos que nos permitan transcender y tolerar así la idea de la muerte. Si creemos a toda costa que debemos ser jóvenes y eso contribuye a que no planeemos un mañana, parece no quedar otra que tratar de destruir aquello que representa un futuro incierto. Es por tal razón que la violencia hacia los gerontes sigue existiendo. Por eso también es probable que debamos pensar, tal vez como modalidad preventiva: ¿Y si comenzamos por construir nuestro mañana? De esa forma quienes lo representan dejarán de ser una amenaza y ya no será necesario “defenderse” de ellos.

Autor: Lic. Gómez Morales Julio Emanuel. Licenciado en Psicología. M.P. N° 155. Profesor adjunto de la cátedra: Clínica de Adultos y Adultos Mayores

Otras Noticias : Opinión

Periodismo hoy
"Sólo una chispa"

Escrito el 20 de mayo del 2019 - 00:24
Todos los años, la Fundación Gabriel García Márquez, para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), creada por el autor de Cien años de soledad, convoca al "Premio Gabriel García Márquez de periodismo” con el objetivo de incentivar la búsqueda de la excelencia, la innovación y la coherencia ética por parte de periodistas y medios que trabajen y publiquen en las lenguas española y portuguesa, con inspiración en los ideales que llevaron a su fundador a constituir dicha organización. (Escribe: Javier Martínez)

Fernández - Cristina
Un gesto no tan simple

Escrito el 18 de mayo del 2019 - 14:33
La sorpresiva decisión de Cristina Fernández de Kirchner de acompañar como vice una fórmula junto a Alberto Fernández, ex jefe de Gabinete durante el mandato de Néstor Kirchner y un año de la propia Cristina, cargo al que renunció por diferencias con la entonces jefa de Estado. (Escribe: Javier Martínez)

"Amar y trabajar"
Una grieta de esperanza

Escrito el 2 de mayo del 2019 - 11:26
Es casi una leyenda, y la cuentan así: “en el verano de 1939, un periodista le preguntó a un anciano Sigmund Freud qué era para él una persona sana, madura e integrada en la sociedad. El periodista, que esperaba un largo discurso, se quedó sorprendido con la brevedad de la respuesta: `amigo mío, cualquier persona capaz de amar y trabajar`”. (Escribe: Javier Martínez)

Ayer y hoy
Por razones solidarias

Escrito el 1 de mayo del 2019 - 02:15
Feliz día, le digo y es una forma de darle sentido a este calendario que impone y reivindica a nivel internacional una fecha en recuerdo de la lucha de miles de trabajadores por la jornada de ocho horas laborales. La fecha conmemorativa, nos cuentan, hace referencia a los hechos sucedidos a fines del siglo XIX, en esa época se podía obligar a un asalariado a prestar servicios entre 10 y 18 horas, o más "en caso de necesidad". Feliz día, le digo y sé que hoy él trabaja más de ocho horas, que lo hace de puerta en puerta, que va montando en su bicicleta cualquiera sea el clima, que nadie lo obliga pero que con lo poco que gana ayuda a su madre y a su hermana pequeña, no podría no hacerlo, ni trabajar menos. (Escribe: Javier Martínez)