Seguinos :

Casas llamó a “dejar luchas estériles”


El gobernador Sergio Casas, convocó a "la unidad de la gran familia riojana, para que construyamos todos juntos esta Rioja amada", al encabezar el acto central por el 62º aniversario de la declaración de Chamical como ciudad. En su mensaje, llamó a "dejar las luchas estériles" y resaltó que los representantes elegidos "tienen que defender al pueblo"....


La confianza: un animal indomable

Francisco Garzón - Escrito el 2 de agosto del 2010
Tamaño de Letra
|   Enviar Noticia
|  Imprimir
  Con el paulatino regreso al ritmo normal de las diversas actividades, tras el periodo vacacional, los argentinos no solo van a ir retomando sus obligaciones y ocupaciones, sino que además, particularmente jóvenes y adultos, estarán definiendo de algún modo, sus expectativas en el 2010, cuestión asociada en menor o mayor grado, al rumbo que interpretan, lleva el país; tal “sensación” puede medirse con bastante precisión en la opinión pública, y es denominada por los expertos como Índice de Confianza en el Gobierno. El ICG, en un escenario de tensión como el que vivimos, aparece como elemento vital en la formulación de estrategias económicas, políticas e institucionales.
El mecanismo de determinación es simple; se elige un porcentaje representativo del “universo” objeto de estudio y se les solicita que califiquen en una escala, vectores tales como “Imagen” del gobierno; Identificación del gobierno con el beneficio general de la población; eficacia en la administración del gasto; honestidad de los integrantes del gobierno y capacidad de Gestión.

También, con herramientas sociales similares, pueden medirse Índices de Confianza a sectores empresariales, ahorristas, consumidores, o de la cultura, por ejemplo y de ese modo se puede tener una idea del grado de aprobación o reprobación respecto a personas, empresas, entidades, o hasta la misma Justicia si se quiere.

A ésta altura no escapará sin duda al lector el rol que cumplen en éste delicado proceso, los Medios de Comunicación Social, que con su información alimentan y realimentan el sistema. En éste esquema los medios “chicos”, por virtud de las redes informáticas de comunicación, pueden adquirir características de “alto impacto”, y ni que decir de los multimedios.

Para los analistas, la “guerra” por el ICG ya ha comenzado y de allí que rumores, versiones, trascendidos y declaraciones con acusaciones de muy alto tono, conmueven y hasta embotan al ciudadano común, al punto de que puede uno hablar sin sonrojarse de “la inflación de las palabras”, ya que términos agresivos e inusuales, pasaron a ser cotidianos en boca de comunicadores claves.

También las “usinas” de rumores juegan la suya en una clara apuesta al desgaste, susurrando versiones tales como que “se incautarán cajas de ahorro y cuentas corrientes”, cuestión que desvela a gran parte de la población que, sinceramente “no sabe para donde agarrar”.

Volvemos a insistir sobre el valor “Confianza”, que en la práctica, respecto a otro, es esperar una conducta determinada, y ésta, con sus acciones es capaz de expresar cierto grado de seguridad y predecibilidad, lo cual, para nuestro caso, exige sin duda un estrecho contacto entre gobernantes y gobernados, y un plan de acción con objetivos claramente expresados en espacio y tiempo.

El desconfiar de todo y de todos, es interpretado como uno de los síntomas de mayor debilidad, y a ese escalón parecemos a punto de llegar, pero debemos tener en éste punto mucho cuidado, ya que el propio Aristóteles nos advertía que “Al que una vez perdió el crédito, nada le queda por perder”.