Seguinos :
Importante temario

Sergio Casas recibió la visita de ex asesor político y económico de Barack Obama

El gobernador Sergio Casas recibió la visita del ex asesor político y económico de Barack Obama y representante de la fundación norteamericana “Liderazgo avanzado” (Advanced Leadership Foundation), Juan Verde Suárez, con quien abordó una extensa agenda....


La Cuestión Energética

ing. Alberto Brizuela - Escrito el 28 de diciembre del 2011
Tamaño de Letra
|   Enviar Noticia
|  Imprimir
  La presente tiende a acercar al Lector algunos conceptos y comentarios que pueden serle de utilidad para comprender la problemática, como así también, aportar otra visión de lo que conviene realizar para resolverla, en el Buen Sentido. Con respecto a los conceptos físicos y costos, podemos definir a la energía como “capacidad de hacer Trabajo”. Que es Trabajo? Por ejemplo, si a través de una polea y soga, levantamos verticalmente un litro de agua, desde 75 m de profundidad, quien tira de la soga “intercambia” un Trabajo de 75 kgm (kilográmetros), que lo adquiere el agua en la nueva posición, como Energía Potencial, salvo pérdidas. Obviamente, se lo puede realizar en cualquier “intervalo de Tiempo”, pero si se emplea solo un segundo, la Potencia, una suerte de “velocidad” del intercambio de la Energía”, es 1 HP.
Cuando al Trabajo se lo realiza administrando el movimiento de electrones, partícula pequeñísima si la hay, la Energía es “Eléctrica”, una de las formas posibles de “intercambiar” el Trabajo.

En el ámbito eléctrico, la Potencia se mide en kW (kilovatio o kilowatt), mientras que la Energía en kWh (kilovatio-hora). Ejemplo: Una estufa chica de dos velas, tiene un “tamaño eléctrico” de 1 kW, y si se la tiene encendida 8 horas, el Trabajo intercambiado es 8 kWh. Es decir, en algún lugar alguien realiza ese Trabajo sobre electrones para que otros electrones nos entreguen la misma cantidad, salvo las pérdidas.

La Energía también es un término de intercambio en n/transacciones. Así, cuando cargamos combustible, pagamos cerca de $ 6.50 por un litro de gas oíl. Ahí compramos la “capacidad de hacer Trabajo” que tiene su Energía Potencial Química, que si la llevamos a un Grupo Electrógeno, es posible que nos provea de 3.7 kWh. Con el Jornal es similar, nada más que “ahí se va la vida”.

La Potencia es una medida del tamaño de la instalación. Por ejemplo, los recientes 260 MW (megavatio = 1.000 kW) registrados como máxima demanda en la Provincia, es igual a 770 W por cada riojano, aproximadamente y salvo pérdidas, equivale al consumo de un aire acondicionado chico de 1.800 Frigorías.

Números del Crecimiento
Desde 1995 a la fecha, la máxima Potencia demandada por la Provincia, pasó de 50 a los 260 MW recientes. Es decir, creció al 10.8 % anual acumulado.

Ésta “explosión”, si bien es por demás auspiciosa, conlleva la obligación de hacer las obras complementarias a lo ya concretado, Línea Minera principalmente, dado que el desarrollo integral cierto de n/comunidad es ilusorio si no se dispone de Energía Eléctrica en cantidad y calidad suficiente, y a un precio final justo.

Resalto lo de “final”. Es decir, no hay que computar solo lo que pagamos en la boleta, pues debe sumarse también el “costo” del rendimiento y/o vida útil de n/artefactos que son muy inferiores a los que pagamos. Además, cual es el “costo” que pagamos por los emprendimientos productivos que se frustran a raíz de un mal Servicio Eléctrico?

No es exagerado afirmar que la solución al problema energético de La Rioja, en lo concerniente al “caño maestro”, está “al alcance de la mano”, si se tiene en cuenta lo ya realizado.

En efecto, la Línea Minera (500 kV) tiene capacidad del orden de cinco veces n/demanda máxima actual, pero hoy no nos “trae” ni el 40% de la misma, trabajando a menos del 10% de su capacidad.

Es por demás conocido el Plan de Obras imprescindible e impostergable, dado que en la última Audiencia Pública fue planteado para todos los niveles de Distribución. Cuanto es? No es fácil precisarlo, pero debe andar en el orden de los 100 millones de U$$, mucho menos a lo que en los últimos diez años invirtieron los Gobiernos Nacional y Provincial, nosotros a través de la Tarifa, y la misma EDELAR S. A.

Hay que tener en cuenta que si “ya” se resolviese realizar las obras porque contamos con los fondos y/o sabemos quien debe aportarlos, no menos de dos años deberán pasar para que “rindan” frutos plenos

Quien Debe Hacerlo
Concretamente, el problema está, es gravísimo, y debe resolverse, de lo contrario peligra no tan solo el normal suministro de Energía Eléctrica, sino también el de Agua Potable y ni que decir del Sector Productivo.

Si nos atenemos a los datos de la realidad, n/experiencias y las de otros países, no puede menos que concluirse que la prestación de Servicios, Eléctrico en particular, ha sido tan satisfactorio en algunos casos como desastroso en otros, ya sea que los hayan prestado organismos Públicos o Privados, cualquiera sea su forma. Es decir, hay de todo, y quien conozca lo que pasó en n/Provincia en los últimos 50 años, lo puede atestiguar.

Lo que si está re-contra-probado es que solo el Trabajo, Conocimiento e Inversión, hacen “bailar” a los electrones al ritmo de una cuasi perfecta sinusoide, seguro que les importa “nada” quien tiene la “botonera”. Cuando esa Fuerza desaparece, los electrones vuelven a su estado natural, que es el caótico. Parecería un mensaje.

Que hacer entonces? No queda otra que medir muy bien dos costos, a saber:
1. El de Renegociar el Contrato de Concesión, para redefinir el equilibrio entre la obligación de prestar un servicio en cantidad y calidad acorde a la necesidad de crecimiento integral de la Provincia, con el Cuadro Tarifario que lo sostenga, y que cuide del derroche de la energía.
2. El de Rescindir el Contrato, que a la larga se termina pagando, cuando ya no hay posibilidades de corrección alguna.

Obviamente, los que estamos lejos de conocer esos números, solo nos queda desear que se acierte, porque es mucho lo que está en juego.